Crítica de Cazafantasmas

Cazafantasmas

Cazafantasmas

Con ellas estamos seguros

Os seré sincero. Antes de acudir a la proyección de la película y a pesar de intentar luchar contra mis impresiones, iba preparado para enumerar los infinitos errores y desaciertos que se habían cometido. Lo que tenía claro era que no quería estar presente ante un pleno de comebacks desastrosos- tras la secuela de Independence Day 20 años después y su respectivo despropósito- ahora tocaba el turno de los 32 años y la tercera parte de Cazafantasmas. Digo tercera parte por no obviar la salida de la segunda parte y llamar a la cinta de 2016 »la secuela». Dicho esto, al aparecer los créditos finales lo que salió de mi boca fue un suspiro de tranquilidad sumado a una sonrisa. Así sí. Y tranquilos que ahora os explico todo.

Uno de los primeros causantes de mi sorpresa fue el verla en versión original. Ahora soy consciente del flaco favor que le hacen los spots televisivos con ese doblaje tan embotellado y con unos chistes cogidos con hilos. No creo que sea un aspecto tajante, lo más probable es que si se ve en castellano entretenga de la misma manera pero algo de encanto le quita, y al final esto va ligado con la crítica que cada uno saque de ella.

El otro hecho que se tiene que abordar con necesidad es el reboot con la mujer por bandera. Lo de si era necesario o no no me atrevo a pronunciar, pero hemos captado el mensaje – reconociendo que mal no le ha sentado -. Los cuatro personajes dan la sensación de ser un ‘good feeling‘ para cualquiera que la vea, no pudiendo ser criticada por ninguna parte: tenemos a la chica de raza negra, la heterosexual, la gordita (todas las palabras me suenan mal pero alguna tendré que poner) y la bisexual. ¿Alguna duda?. Es verdad que en la cinta original se podrían asemejar casi cada personaje, pero hoy en día con tanta gente sensible en estos temas había que fijar los estereotipos. Luego el tío bueno de turno también aparece dándole vida Chris Hemsworth. No quiero entrar en polémicas, es lo que hay.

Ahora con las bases asentadas, debo decir que el 2016 le hace un gran favor a la saga Ghostbusters. Los refinados efectos especiales son una delicia para la trama ectoplásmica, y aunque el argumento es interesante, cuenta con un »villano» (Neil Casey) algo soso. El director Paul Feig sabe plasmar la esencia de las películas ochenteras y sumarle un humor actual, algo que le hace encajar puntos por parte del espectador adulto y joven. Aparte de las cuatro protagonistas, las cuales hay que reconocer que hacen una perfecta piña sin fuga alguna, Chris Hemsworth en su papel de oficinista atontado consigue sacar numerosas carcajadas.

No creo que el usuario/a de cine ocasional pidiera una nueva parte de Cazafantasmas tras la floja segunda parte. Quisimos quedarnos con los buenos recuerdos de la primera cinta para la posteridad pero ya que Sony Pictures ha decidido hacerla, tenemos que serle francos y reconocerle que no han manchado el nombre. Una película no redonda pero que entretiene con ganas, te hace soltar unas risas despreocupadas y con una serie de cameos que te terminarán de conquistar. No digo más.

Un guión no muy innovador pero que compensa con la visión de unas Cazafantasmas actualizadas, mostrándonos equipos y armas nuevas muy interesantes. Todas las partes cumplen, decepción no es la palabra que utilizaremos al salir del cine aunque lo de gustarle a todo el mundo lo dejamos por imposible, el cine es así. Kristen Wiig, Kate McKinnon, Melissa McCarthy y Leslie Jones recogen con entusiasmo el testigo de Bill Murray y compañía y se hace notar en la pantalla. Al contrario de mis primeras impresiones, si encuentro a Slimer -Moquete para los hispanohablantes- por casa no dudaré en llamarles.


Título Original: Ghostbusters
Dirección: Paul Feig
Guion: Katie Dippold, Paul Feig

Reparto: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Leslie Jones, Kate McKinnon, Cecily Strong, Chris Hemsworth, Andy Garcia, Michael Kenneth Williams, Neil Casey, Matt Walsh, Nate Corddry, Mark Burzenski, Pat Kiernan, Nick Austin, Bill Murray, Ernie Hudson, Sigourney Weaver

Fotografía: Robert D. Yeoman
Montaje: Melissa Bretherton, Brent White
Música: Theodore Shapiro

Productores: Amy Pascal, Ivan Reitman
Productores ejecutivos: Dan Aykroyd, Ali Bell, Paul Feig. Jessie Henderson, Michele Imperato, Joe Medjuck, Tom Pollock, Ben Waisbren
Distribución: Sony Pictures

Género: Comedia – Ciencia Ficción
Duración: 117 min.
Calificación por edades:



Tags: , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply