Crítica de Focus

Crítica de Focus

Will Smith y Margot Robbie protagonizan Focus

Profesionales del engaño.

El libreto de Superdetective en Hollywood (1984) era un monstruo de Frankenstein confeccionado a partir de media docena de guiones y revisiones a lo largo de varios años. Iba a protagonizarlo Sylvester Stallone [según el borrador final] y dos semanas antes de empezar a rodar se cayó del proyecto. Los productores ficharon a Eddie Murphy, quien no sólo improvisó chistes y líneas de diálogo, sino que escribió varias escenas a medida que el plan de rodaje lo necesitaba. Dicha sucesión de casualidades culminó en una nominación al Oscar al mejor guión original (sí, amigos) y en un clásico instantáneo de los 80 -cuya cuarta entrega planea en el horizonte-. Por tanto, podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la elección de un reparto adecuado puede salvarte una película.

Glenn Ficarra y John Requa escribieron Focus con Ryan Gosling y Emma Stone en mente, con quienes ya habían trabajado en Crazy, Stupid, Love dando sobrada cuenta de su química en pantalla (que repitieron en Gangster Squad). Tras retirarse ambos actores, se tanteó a Brad Pitt -que rechazó el papel-, a Ben Affleck y a Kristen Stewart. Ben Affleck alegó problemas de agenda y cuando se fichó a Will Smith, los rumores cuentan que Stewart se desvinculó del proyecto debido a la diferencia de edad entre ambos (lo cual es curioso, ya que Margot Robbie tiene la misma edad que Kristen Stewart).

Focus (2015)

© Warner Bros.

Pudiera parecer que en una película de este tipo, la química entre los protagonistas se presupone, pero es un detalle fundamental para que la propuesta funcione. La cinta se sostiene no por el total de los elementos, sino por la suma de las partes. Como dice Nick (Will Smith) en la película: «Hay que morir con la mentira» y tanto Will Smith como Margot Robbie mueren por sus personajes. Si la película cumple es precisamente por el oficio de Smith y el magnetismo de Robbie; dos actores que irradian carisma en cada escena en la que intervienen. Tienen la chispa necesaria para que entres en el juego de seducción que te propone la historia [Steven Soderbergh lo explica mucho mejor que yo]. Y eso, en una película que va a sota, caballo y rey, es casi la mitad del trabajo. Van a por todas y es gracias a ellos que la película no fracasa del todo.

Si la película cumple es precisamente por el oficio de Smith y el magnetismo de Robbie; dos actores que irradian carisma en cada escena en la que intervienen.

Mención aparte merece la elegante fotografía del mexicano Xavier Grobet, que aporta un punto de sofisticación muy apropiado, dada la trama de la cinta. Lo que falla es la columna vertebral: el guión. No es horrible, pero sí insultantemente convencional. Qué poco queda del ingenio y la mordacidad de la que Glenn Ficarra y John Requa hicieran gala en I Love You Phillip Morris o Bad Santa. Aquí nos cuentan la clásica historia de estafadores. Con maestro y aprendiz. Con romance. Con un gran golpe. Con traiciones. Repito: Focus nos cuenta la clásica historia de estafadores. Esa que ya hemos visto una y otra vez.


Tráiler de Focus

Ficarra y Requa llevan la historia por caminos mil veces transitados, recurriendo a tópicos y a giros de guión que obligan a suspender la incredulidad del espectador

Y es una pena, ya que después de una presentación ágil, aunque un poco obvia, el nivel sube varios enteros con la prueba de fuego de Jess (Robbie) en medio del carnaval de Nueva Orleans (dinámica, con garbo y con una excelente banda sonora, como en casi toda la película) y la magistral escena en el estadio de fútbol, con un divertidísimo BD Wong y nuestra pareja protagonista poniendo toda la carne en el asador. Lamentablemente, a partir de este punto, Ficarra y Requa llevan la historia por caminos mil veces transitados, recurriendo a tópicos y a giros de guión que obligan a suspender la incredulidad del espectador en más de una ocasión.

Focus es como un huevo de Fabergé: bonito por fuera, pero vacío por dentro. No es mala en sentido estricto, pero está lejos de lo que se esperaba de unos guionistas que, hace ya demasiado tiempo, destacaron por no tener miedo ni a la incorrección política ni a la mala baba. Eso sí, es de agradecer que sus guionistas/directores hayan tenido el buen gusto de quitarle azúcar al último tramo de la cinta para que el resultado final gane algo de empaque.

Focus (2015)

Título Original: Focus

Dirección: Glenn Ficarra & John Requa Guión: Glenn Ficarra & John Requa Reparto: Will Smith, Margot Robbie, Adrian Martinez, Rodrigo Santoro, Gerald McRaney, BD Wong, Brennan Brown, Robert Taylor

Fotografía: Xavier Grobet Montaje: Jan Kovac Música: Nick Urata

Productor: Denise Di Novi Productores ejecutivos: Charlie Gogolak, Stan Wlodkowski Distribución: Warner Bros.

Género: Thriller, Comedia, Romance Duración: 105 min. Calificación por edades: Recomendada para mayores de 16 años



Tags: , , , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply