Crítica de Noche Real

Escena de Noche Real

Escena de Noche Real

A medio camino del éxito

8 de mayo de 1945. Rendición de la Alemania nazi y un nuevo futuro europeo que se aproxima. Conocido como el Día de la Victoria en Europa, es el punto de inicio de Noche Real, la nueva película de Julian Jarrold con la monarquía británica como protagonista. Las princesas Isabel y Margarita, dos jovénes con ganas de alejarse de protocolos y formalismos aunque sea por unas horas, pretenden estar entre la gente cuando la rendición se formalice a medianoche y disfrutar de una fiesta que empapa toda la ciudad. Gracias a su padre, el rey Jorge VI (esta vez Colin Firth le pasa el testigo a Rupert Everett), consiguen poder salir de incógnito, con el objetivo personal de saber de primera mano cómo se vive su discurso a pie de calle, cómo lo recibe la gente a la que afecta su mandato. Como era de esperar, las princesas hacen gala de su enérgica juventud, y el plan se complica dando lugar a un entramado de idas y venidas –con amor incluido- por Londres.

Poniendo las cartas sobre la mesa, Noche Real no nos sorprenderá. Enmarcada en un ambiente histórico, el guion peca de poco pretencioso dando resultado a una comedia amorosa predecible. A pesar de esto, reconozco que soy el primero en defender que las sorpresas no tienen por qué ser siempre buenas. No sabemos si era la verdadera intención del director británico, pero nos presenta una película de entretenido visionado, sin tener que complicarnos demasiado. ¿No es acaso lo que buscamos al ir al cine? Dejemos de lado grandes producciones con el único fin de premios y reconocimiento; hay momentos para todo tipo de películas, así que si nos llama la atención el argumento, podemos ir sin miedo a verla. Una hora y media de abstracción cotidiana. Sin calificarlos de sobresaliente, los apartados de fotografía y música cumplen con su cometido y consiguen no ser centro de críticas. Una fotografía fresca se suma a una música vívida compuesta por Paul Englishby, músico con gran experiencia teatral. Todo ello dando un cómputo efectivo, una película que no conseguirá ser recordada durante años pero sí un triunfo efímero.

En cuanto a la interpretación, Sarah Gadon y Bel Powley llevando el peso actoral, hacen un fantástico trabajo. La primera (como buena futura reina de Inglaterra) con su carácter serio, formal y responsable dentro del clima de juventud monárquico; y a modo de contrapposto, una Emily Watson divertida a cargo de los toques de humor y las locuras del argumento. El protagonista masculino, Jack Reynor (anteriormente visto en Macbeth) es el inesperado ayudante de la princesa Isabel a buscar a su hermana por todo Londres. Entre situaciones, a cual más enrevesada que la anterior, surge un amor necesario para el correcto sustento de la trama.

Noche Real es una película sin intenciones de tocar el cielo pero que por sus claras intenciones, no defrauda al espectador informado de lo que se espera. Entretenida, cumple sus propósitos. Julian Jarrold: sincero y conciso.

Título Original: A Royal Night Out
Dirección: Julian Jarrold
Guion: Trevor De Silva, Kevin Hood

Reparto: Sarah Gadon, Bel Powley, Jack Reynor, Emily Watson, Rupert Everett
Fotografía: Christophe Beaucarne
Montaje: Luke Dunkley

Música: Paul Englishby
Productores: Robert Bernstein, Douglas Rae
Productores ejecutivos: Peter Hampden, Hugo Heppell, Zygi Kamasa, Norman Merry, Thorsten Schumacher, Mark Woolley

Distribución: A Contracorriente Films
Género: Comedia – Drama – Romance
Duración: 97 min.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 13 años
Fecha de estreno: 20 de mayo de 2016



Tags: , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply