Crítica de Ninja Turtles: Fuera de las sombras

Tortugas Ninja 2

Tortugas Ninja 2

Frenesí adolescente

Las amantes del pepperoni están de vuelta. Tras la primera parte estrenada en 2014 con críticas frías y una recaudación en taquilla no muy holgada, apuestan por una secuela con un giro de planteamiento aunque de base similar. Más acción, más enemigos, más aliados. Han evolucionado desde la entrega anterior y aunque cumpla como mero entretenimiento, seguimos encontrándonos con numerosos errores aún sin pulir haciendo que salgamos del cine con un sabor agridulce.

El argumento es más rico que el de la primera parte, no todo gira en torno a un único eje argumental. En esta ocasión y gracias a los diferentes enemigos, hay variedad en una trama con una misión más ambiciosa y espectacular. Tras lo acontencido en la última hazaña de las tortugas, y con el Clan del Pie derrotado, Vern Fenwick ha quedado como el líder de toda la operación al hacer un pacto de silencio con los cuatro hermanos (es lo malo de ser tortugas que hablan en un mundo de humanos). Todo está tranquilo en Nueva York hasta que el inminente cambio de prisión de Shredder hará que la paz se desmorone. Este, aliado con el científico Baxter Stockman, planean conquistar el mundo. Con un dispositivo de teletransporte consigue que Shredder escape del furgón y vaya a otra dimensión. Allí conoceremos al otro enemigo de esta secuela, el alienígena General Krang. A cambio de un compuesto mutagénico, Shredder se compromete a encontrar tres componentes de una máquina apocalíptica llamada Technodrome, que hará que se abra un portal a su dimensión, con todo lo que ello conllevaría. La Tierra está en grave peligro y aún quedan tres caras nuevas por encajar.

La aparición de Casey Jones en la historia de las Tortugas Ninja era esperado por los fans. El polícia encargado de la supervisión del transporte de Shredder a la cárcel -y tras su consiguiente y manifiesto fracaso- se une a April y la banda de Rafael para desbaratar el plan de los enemigos. Su afición al hockey es fundamental en cuanto a su personaje, su característica máscara y su gran manejo con el stick le hacen ser un aliado valioso. Por último, Bebob y Rocksteady son las dos últimas piezas del puzzle. Dos presos que le sirven a Shredder como conejillos de indias, y que al suministrarles el suero que le dio Krang, se convierten en un jabalí y un rinoceronte respectivamente con el fin de frenar a las Tortugas, sirviéndose de fuerza bruta. Dicho todo esto. está claro que Leonardo, Rafael, Michelangelo y Donatello tienen incluso más trabajo por hacer que en lo ocurrido en la cinta de 2014. La resolución está en el cine.

Ninja Turtles: Fuera de las sombras es frenetismo, acción continua y diversión. Lamentablemente, otros aspectos están descuidados, haciendo que el resultado no brille. Falta profundidad en la trama. En cuanto a personajes los que repiten siguen en el mismo nivel: Megan Fox como April en su papel de heroína auxiliar y Will Arnett con los toques de humor -aunque sin quitarle mérito a Michelangelo- cumplen sin problemas. Lo que nos interesa esta vez son los nuevos personajes. Sheamus Farrelly y Tyler Perry, los actores que dan vida a Bebob y Rocksteady, avivan la historia. Son vistosos, aportan acción, humor y entretienen en cada escena que protagonizan. Por último, Stephen Amell cuelga el traje de Green Arrow para ponerse la máscara de Casey Jones. Un personaje con metraje, bien utilizado pero cuya labor queda empañada por las Tortugas Ninja. Nos queda la sensación de que no sería necesario en el argumento y que podría sacarse adelante igualmente sin él aunque quieran hacernos creer lo contrario.

La historia está más elaborada en esta ocasión. Las escenas están bien rematadas aunque hay que destacar -para mal- un reciclaje descarado de unos fotogramas muy parecidos procedentes de la primera película (estad atentos a cierta escena en el río). La variedad de enemigos consiguen que la cinta sea diáfana y no se haga tan pesada en cuanto a la misión se refiere. La gran cantidad de acción se agradece en una película que tiene como objetivo entretener. Michael Bay repitiendo como cabeza líder en la producción lo sabe bien, y como ejemplo está la saga Transformers. Y hasta ahora le ha ido de maravilla.

En conclusión, Ninja Turtles: Fuera de las sombras es una leve subida de nivel respecto a su predecesora. Con mejoras en diversos apartados aunque sigue fallando en otros. A pesar de esto, aprueba y se presenta como una película entretenida y con sentido. Y en lo que respecta a las de su género, no podemos pedir más.

Título Original: Teenage Mutant Ninja Turtles: Out of the Shadows
Dirección: Dave Green
Guion: Josh Appelbaum, André Nemec
Reparto: Megan Fox, Will Arnett, Stephen Amell, Laura Linney, Tyler Perry, Brian Tee, Stephen Farrelly, Gary Anthony Williams, Alan Ritchson, Jeremy Howard, Pete Ploszek, Noel Fisher, Tony Shalhoub, Brittany Ishibashi
Fotografía: Lula Carvalho
Montaje: Bob Ducsay, Jim May
Música: Steve Jablonsky
Productores: Michael Bay, Andrew Form, Bradley Fuller, Galen Walker, Scott Mednick
Productores ejecutivos: Josh Appelbaum, Eric J. Crown, Grant Curtis, André Nemec, Denis L. Stewart.
Distribución: Paramount Pictures / Nickelodeon Movies
Género: Ciencia ficción – Acción / Superhéroes – Cómic
Duración: 112 min.
Calificación por edades: No recomendada para menores 7 años.



Tags: , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply